Button 300x272

En algunos casos podría estar justificado el Booking Button: para hoteles sencillos, sin una comercialización organizada. Y el resto de hoteles, a los que les preocupa su distribución directa,  lo normal es que no se sientan tentados. En cualquier caso, te exponemos los pros y los contras para que tú mismo los pongas sobre la balanza.

Ventajas

1. Es gratuito. No cobra absolutamente nada por las reservas que entren por tu web.

2. Una extranet menos en la que gestionar tu disponibilidad y precios, con lo que podrías ahorrar tiempo.

3. Ya sabes que se trata de un motor de reservas que funciona, que además está optimizado para móvil.

4. Booking.com es una empresa seria y potente, que responde. Un ejemplo que lo demuestra es que no realiza disparidades de precio como hacen otras OTA.

5. Los usuarios de tu web tendrían el mismo servicio que presta Booking.com a sus usuarios, con asistencia en múltiples idiomas a cualquier hora del día.

6. Sin permanencia. El contrato de uso del Booking Button permanece vigente y tiene efecto siempre que el Booking Button se visualice en la página web del hotel.

Inconvenientes

1. Tu venta directa pasaría a depender de Booking.com. ¿Seguirá siendo directa? ¿O pasarías a depender de la más fuerte de las OTA?

2. No podrías ofrecer mejores condiciones en tu web: nunca podrías ganar la batalla de precio, limitar disponibilidad, ofrecer mejores condiciones de pago…: Así será realmente difícil ganar cuota a tus intermediarios y aumentar ventas.

3. Sería imposible diferenciar tu web vendiendo paquetes especiales u ofreciendo extras exclusivos.

4. Tampoco podrías personalizar el proceso de reservas para adecuarlo a tu identidad corporativa o seguir el estilo de tu web, perdiendo por tanto todo lo que consigues haciendo que tu web muestre fielmente la personalidad de tu hotel.

5. En la mayoría de los casos el proceso de reservas no está dentro del dominio de la web del hotel, sino en el de Booking.com ¿pensaría el usuario que está reservando en tu web?

6. Cuando no hay disponibilidad, en lugar de ofrecer fechas alternativas, ofrece hoteles de la competencia. ¿Es eso lo que quieres?

7. No podrías pedir mejoras al motor de reservas: sólo serías uno de los hoteles que utiliza su sistema para tu web y por tanto tienes que utilizarlo tal cuál es, Booking.com no se adaptará a tus necesidades.

8. Antes Booking.com cobraba un 3% por las reservas que entraban a través del Booking Button. Ahora lo ofrece gratuitamente. ¿Quién te dice que mañana no cambiará de nuevo las condiciones?

9. En los hoteles que hemos comprobado, el código de tracking de la web no está en el proceso de reservas. No podrás por tanto tener información de Google Analytics con lo que, además de no saber lo que vende tu web, no podrás analizar ratios de conversión, porcentaje de rebote, etc.

10. Aunque, como decimos, Booking.com es una empresa seria, ¿cómo te asegurarías de qué reservas que entran por tu web no te las cobran como si te entraran por la suya, cobrándolas con una comisión mínima del 16,5%? -su 15% más el IVA, ya que Booking.com lo incluye en su comisión-. Tienes que fiarte, no hay forma de controlarlo.

Pero, además de estos inconvenientes, deberías tener en consideración otros que a ti no te perjudican directamente pero que contribuyen a que Booking.com aumente aún más su poder. Porque, al ofrecer el Booking Button, Booking.com no obtiene un beneficio económico directo, pero  si que obtiene otros grandes beneficios:

  • Más contenido. Actualmente, uno de los criterios que Google tiene en cuenta para dar más visibilidad a una web es la cantidad y la calidad de contenido. El que generarían los usuarios de tu web a través de sus comentarios darían mucha más fuerza al site de Booking.com.
  • Publicidad gratuita. Con todas las webs de hoteles que tienen el Booking Button Booking.com consigue gran cantidad de links que apuntan a su página, lo que es muy positivo en términos de SEO.
  • Entender al usuario. La información es poder. Si Booking.com vende a través de tu web, conseguirá más datos sobre el comportamiento de los usuarios. Les ayudarás a que conozcan a tus clientes mejor que nadie. La estrategia de Booking.com es perfecta: Ya vende a través de su web, de afiliados, de comparadores de precio, de sus aplicaciones móviles… con las webs de los hotel extiende sus tentáculos y cierra el círculo.
  • A medio plazo, mover ventas a su web. Booking.com se comerá tu venta directa. Porque ¿de quién es el cliente? ¿Es un cliente directo o es un cliente de Booking.com? Una vez que el usuario reserve en tu web a través de su sistema, Booking.com podrá utilizar sus datos para engancharle a través de sus newsletters o de su programa de fidelización “Booking Genius”, justo lo que a ti te impide por contrato: no dirigirte mediante ninguna acción de marketing online u offline a los clientes que han reservado vía Booking.com. Si Booking.com le muestra constantemente las ventajas de reservar con ellos y tu web no ofrece nada, ¿volverá el cliente a reservar a través de tu web, o lo hará en Booking.com?

Poniendo el Booking Button en tu web contribuyes a que Booking.com siga creciendo. Es lo que llamamos “el abrazo del oso”. ¿Todavía te planteas insertarlo en tu web?

Tomada de http://es.mirai.com/

Pin It

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios